Este artículo presenta un ejemplo de desarrollo del diagrama de Pareto, método que permite distinguir entre las causas más importantes de un problema y las triviales.

A pesar de su simplicidad, este diagrama es una de las más potentes herramientas para la resolución de problemas y la toma de decisiones sobre qué aspectos centrar los análisis y las mejoras.

Una importante aplicación del principio de Juran (o de Pareto) está en el diseño de programas de mejora de la calidad, de modo que una mejora deberá tener como objetivo a los pocos vitales. Son estos proyectos los que tendrán más éxito al contener la mayor parte de las oportunidades de mejora, tanto en incremento de la eficacia de los procesos, como en el decremento de los porcentajes de fallos, reducción de costes, etc.

Un poco de Historia


En la década de 1930, Joseph M. Juran analizaba mediante técnicas estadísticas la producción defectuosa y observó que los defectos se concentraban en unos cuantos tipos.

Juran se refirió a este fenómeno como el de “los muchos triviales y pocos vitales”. Juran tuvo conocimiento de los estudios de Pareto durante una visita a la central de General Motors Corporation y lo relacionó con los “muchos triviales” y “pocos vitales”.

Juran dio a este efecto el nombre de principio de Pareto (Juran, 1954 [1]), nombre que ha perdurado, aunque

Acceda al contenido completo

Para ver este artículo necesita tener activa una suscripción a
Desarrollo Práctico de Métodos y Herrammientas

Incribirse

Share This