Dimensionamiento de Recursos Humanos
Dimensionamiento de Recursos Humanos

El dimensionamiento de recursos humanos es una de las variables a considerar en el análisis de la organización. Su objetivo es determinar las medidas a implementar para conseguir la eficiencia organizacional.

Para ello es necesario analizar los niveles de productividad de la organización y de sus distintas unidades administrativas. De esta manera se identifican aquellas sobredimensionadas y las que necesitan más efectivos, en su caso.

En este marco de análisis pueden delimitamos los siguientes objetivos:

 

  • En primer lugar, identificar los servicios prestados por las distintas unidades de la institución. Tanto los que tienen como “cliente” a un agente externo, como los que se dispensan a unidades de la propia organización.
  • Seguidamente, estimar la relación entre los volúmenes de servicios/productos y los recursos aplicados. Es decir, conocer la correspondencia entre lo que generan los departamentos; y los recursos de distinto tipo asignados a cada uno de ellos.
  • Confeccionar un sistema de indicadores. Ello permite conocer la evolución en el tiempo de volúmenes de actividad y recursos empleados en la producción de esos volúmenes. En este sentido, se elaboran índices que faciliten la mejora de la planificación y la gestión administrativa y de los recursos humanos. El sistema de indicadores puede contener también información sobre el desempeño de los procesos de trabajo (tiempos de ciclo, índices de colas, porcentajes de errores/defectos). Al igual que sobre otros aspectos relevantes para la gestión.
  • Finalmente, determinar los departamentos que requieren de una reasignación de recursos humanos. El fin no es otro que la mejora de la eficiencia.

Metodología para el Dimensionamiento de Recursos Humanos

De modo sucinto, las fases de desarrollo de un proyecto de dimensionamiento de recursos humanos son:

  1. Estudio de las variables de la gestión de recursos humanos.
  2. Identificación de funciones y resultados.
  3. Toma de datos sobre variables de volumen.
  4. Selección de indicadores para el diagnóstico.

Con la información anterior se estará en condiciones de analizar cada unidad. Para ello se utiliza el análisis de la relación entre volumen de producción y personas empleadas. A su vez, se incluye el estudio de la productividad de las unidades.

Sobre este último punto cabe destacar la relevancia de las estimaciones sobre productividad. En general, podemos considerar que la identificación de servicios, el establecimiento de indicadores y su cuantificación suponen en sí la aplicación de una poderosa herramienta para la gestión de la organización y de sus recursos humanos.

La introducción de mediciones de productividad, por su parte, facilitará la toma de decisiones y la definición de objetivos. Al mismo tiempo,  ofrece excelentes posibilidades para la evaluación del rendimiento de las unidades analizadas.

El análisis para el dimensionamiento de recursos humanos habrá de concretarse en un informe general. Igualmente, se elaboran otros relativos a cada unidad organizativa analizada.

Éstos contienen información sobre posición en el organigrama, servicios prestados, personal adscrito a la unidad. También sobre producción y coste de personal de la unidad, productividad, conclusiones y recomendaciones.

 

En AITECO CONSULTORES le ayudamos a definir los objetivos y alcance del proyecto sobre la base de nuestra experiencia en análisis de dimensionamiento de plantillas para distintas entidades públicas.

Pin It on Pinterest

Share This