El Modelo UIM de Buen Gobierno y Calidad Democrática está impulsado por la Unión Iberoamericana de Municipalistas. Es un modelo de excelencia diseñado para ser aplicado por ayuntamientos y municipalidades con el objetivo de avanzar hacia una gestión fundamentada en los principios del Buen Gobierno y de la Calidad de la Democracia.

Un modelo de excelencia es un referencial frente al cual una organización se compara para determinar sus puntos fuertes y áreas de mejora con relación a dicho modelo.

Utiliza para ello la Autoevaluación. Es este un proceso que permite desplegar un examen estructurado y global de la gestión; y de los resultados producto de aquella.

Buen Gobierno: Gobernar, más que Administrar

Gobernar es más que administrar procedimientos y regular el espacio público de las ciudades.

El Modelo UIM parte los principios de la Gobernanza Local Democrática. Considera que los gobiernos locales deben desarrollar un rol de liderazgo en el desarrollo de sus territorios; tanto económico como humano. Estos han de configurarse como organizadores colectivos; impulsando la capacidad de organización de la Sociedad. Y promoviendo la colaboración entre los distintos actores del territorio e involucrando a la ciudadanía mediante la participación.

Actualmente existen un buen número de modelos de excelencia que permiten realizar un profundo diagnóstico de organizaciones de distinto tipo (incluidas aquellas de la Administración Pública). No obstante el Modelo UIM de Buen Gobierno y Calidad Democrática está dirigido de forma exclusiva a la autoevaluación de los gobiernos locales. Se contituye de así como una clara alternativa a otros modelos.

Estructura del Modelo UIM de Buen Gobierno y Calidad Democrática

Estructura del Modelo UIM de Buen Gobierno y Calidad Democrática

Atendiendo a las características propias de la gobernanza local, el Modelo UIM incorpora un criterio para la autoevaluación dirigido específicamente a la Gestión del Territorio. Supera de esta forma la orientación de otros modelos que limitan a la ciudadanía a la categoría de “cliente” de los servicios públicos.

Otro aspecto innovador es la integración de la Calidad Democrática como marco de gestión. A tal efecto, incluye los correspondientes criterios de gestión y de resultados. Se promueve de este modo, en ayuntamientos y municipalidades, las prácticas relacionadas con la legalidad; así como la responsabilidad y la transparencia, la rendición de cuentas, el reconocimiento y protección de los derechos de la ciudadanía y su participación, reforzando la perspectiva del Buen Gobierno.

  • Contamos con Evaluadores Acreditados en el Modelo UIM de Buen Gobierno y Calidad Democrática. Autorizados para desarrollar procesos oficiales de autoevaluación en ayuntamientos y municipalidades–AITECO Consultores