fbpx

Kurt Lewin y colaboradores realizaron, durante 1939 y años posteriores, los primeros estudios dirigidos a identificar los estilos de liderazgo. Estas investigaciones ejercieron gran influencia, configurando el punto de partida para la investigación acerca de las actitudes y conductas de los líderes y la posterior formulación de un buen número de modelos y teorías sobre el liderazgo.

En este artículo se revisarán los estilos de liderazgo identificados por Kurt Lewin. El objetivo es que usted conozca en qué consiste cada uno de ellos y reflexione sobre su estilo predominante.

En primer lugar, ha de tener en cuenta que los estilos del modelo de Kurt Lewin son dicotómicos. Es decir, se encontrarían en polos opuestos de un continuo; por ejemplo, Autocrático – Democrático. Sin embargo, estudios posteriores se han enfocado en la combinación de conductas de liderazgo, dependiendo de las características de la situación.

A tal efecto puede consultar nuestro artículo sobre liderazgo y los distintos enfoques que pueden aplicarse.

Habrá de considerar, tras el análisis de esta exposición, las ventajas e inconvenientes de los tres estilos propuestos por Lewin, sin perder de vista que en realidad cada estilo es potencialmente eficaz según en qué situación se aplique.

Estilos de Liderazgo según Kurt Lewin

Kurt Lewin, Lippit y White estudiaron, a finales de los años 30 y principios de los 40, el comportamiento de grupos bajo tres estilos de liderazgo: Autocrático (Autoritario), Democrático (Participativo) y “Laissez-faire”.

Kurt Lewin: Estilos de Liderazgo
Kurt Lewin: Estilos de Liderazgo

Desarrollaron sus investigaciones con grupos de niñas y niños de 10-11 años, equilibrando las variables de los estudios de modo que quedara patente el efecto de los distintos tipos de liderazgo.

Autocrático (Autoritario)

Características

Bajo este estilo, el líder ordena lo que hay que hacer. Es el único que toma las decisiones, que han de ejecutar los miembros del grupo. Determina qué se debe hacer, cuándo y cómo. El grupo no realiza aportaciones al respecto.

Por tanto, este estilo está orientado al mando del líder y al control de este sobre sus seguidores.

Por otra parte, el líder no muestra preocupación por las necesidades de los seguidores en cuanto a desarrollo o autonomía. Es arbitrario en la aprobación y reprobación de los miembros del grupo.

Así mismo, marca claramente las distancias entre estatus, dejando claro “quién manda”, y no participando en el trabajo del grupo: El líder dirige, los demás siguen las órdenes e instrucciones.

Efectos

Los resultados indicaron que, con la aplicación del estilo autocrático, la toma de decisiones fue poco creativa. Aparecieron reacciones hostiles entre los miembros del grupo, en lugar de conductas cooperativas. Esta hostilidad, sin embargo, no se proyectaba hacia el líder, ante el que se evidenciaban comportamientos de sumisión. También se apreciaron conductas de apatía.

A pesar de ello se detectaron efectos positivos. Así, se observó un incremento de la productividad a corto plazo. Este rendimiento superior tendía a disminuir a largo plazo, como consecuencia de las reacciones hostiles y de frustración que se generan.

Recomendación


Considere utilizar el estilo autocrático en situaciones que requieren de decisiones rápidas. Pero aplíquelo con prudencia. Este estilo tiende a generar hostilidad, desmotivación y climas de trabajo disfuncionales. También puede perder aportaciones valiosas de sus colaboradores. 

Democrático (Participativo)

Características

En el estilo Democrático (también denominado Participativo) el líder ofrece orientación al grupo. Si bien es quien tiene la última palabra, permite que los seguidores participen en la toma de decisiones, estimulando dicha participación. Se preocupa por la necesidad de contribuir de los miembros del grupo, de sus necesidades de autonomía y desarrollo.

De esta forma, los individuos se sienten involucrados en el trabajo, estando más motivados y comprometidos con las tareas y las metas.

Dispensan más objetivamente las alabanzas y críticas. No marcan de forma acusada su posición de estatus frente al grupo, participando en las tareas y actuando, en ocasiones, como un miembro más.

Efectos

El estilo participativo es generalmente el más efectivo. Si bien a corto plazo el grupo fue menos efectivo que bajo el liderazgo autoritario, sus contribuciones eran de una calidad significativamente más elevada.

Este estilo provoca mayor satisfacción entre los subordinados, más compromiso y lealtad.

Recomendación


El liderazgo participativo es más eficaz que el autoritario. Aplíquelo para construir compromiso en su equipo, involucrarlo e impulsar la motivación. Considere también que las aportaciones de los miembros de su equipo pueden enriquecer las decisiones que adopte.

Laissez-Faire

Características

Se concede a los miembros del grupo libertad de acción total. El líder apenas participa, dejando la toma de decisiones en manos del grupo, que establece los objetivos, plazos y procedimientos sobre cómo hacer el trabajo. Tampoco evalúa a los seguidores.

Efectos

Este estilo es el menos efectivo. El trabajo realizado era menor y de peor calidad que bajo los otros estilos.

Genera menor satisfacción que el estilo democrático, al tiempo que más frustración y desánimo. También más hostilidad, aunque no tanta como en el estilo autocrático. La falta de claridad sobre objetivos y tareas se traduce en aversión y menos motivación.

Conclusiones sobre los Estilos descritos por Kurt Lewin

Los resultados de los estudios de Kurt Lewin han de ser analizados con matices. No se trata de evitar o potenciar un estilo de liderazgo, sino de comprender que cada uno de ellos puede tener su momento.

Así, el estilo autocrático puede ser efectivo cuando es necesario tomar decisiones con rapidez y los seguidores no tienen un conocimiento suficiente sobre el objeto de la decisión o las tareas.

Sin embargo, mantener un estilo autoritario tiende a desmotivar a las personas, generar reacciones hostiles y reducir el compromiso con los objetivos y las tareas.

Se puede perder la oportunidad de contar con la experiencia y conocimiento de los seguidores (cuando estos las poseen), lo que puede afectar a la calidad de las decisiones y del trabajo

El liderazgo democrático tiene, en general, efectos más positivos que los derivados del estilo autocrático. Incide positivamente sobre la satisfacción de las personas. Su eficacia depende en gran medida de que preste atención a la tarea y a la productividad. A largo plazo afecta a positivamente al desarrollo, compromiso y lealtad; construye confianza y buenas relaciones.

El liderazgo delegativo es eficaz bajo ciertas condiciones, tales como cuando los componentes del equipo están altamente capacitados y motivados.

Finalmente, reflexione sobre su estilo de liderazgo ¿Cuál predomina? ¿En qué situaciones?

Se ha demostrado cierta relación entre rasgos de personalidad y tipos de liderazgo; pero el entrenamiento, el aprendizaje y la experiencia puede ayudarle a aplicar el más adecuado en cada situación.

Pin It on Pinterest

Share This