El liderazgo auténtico supone un enfoque emergente que considera que un liderazgo genuino, que fundamente sus decisiones sobre valores, puede conducir a las personas hacia el logro de objetivos comunes.

En este artículo profundizaremos sobre el liderazgo auténtico, qué es, cuáles son sus características, cómo se fortalece y qué efectos positivos puede tener en el rendimiento de los seguidores y, consecuentemente, de la organización.

Algunas cuestiones previas

¿Conoce líderes que se comportan de un modo en el trabajo, y de otro distinto en su vida personal? ¿Le generan más confianza quienes mantienen un comportamiento de liderazgo en la organización congruente con su conducta fuera de ella; o aquellos que adoptan personalidades distintas dentro y fuera del ámbito laboral?

¿Cuál le transmite más entusiasmo y compromiso en el trabajo? ¿Prefiere un liderazgo íntegro, con una fuerte base ética, u otros sin esos componentes de autenticidad?

Autenticidad

El concepto de autenticidad tiene un largo recorrido histórico. Desde la antigua Grecia y las cuatro virtudes cardinales (Prudencia Moderación, Justicia y Fortaleza); hasta Descartes o Rousseau.

En el contexto actual, quien conforma explícitamente el concepto de liderazgo auténtico es Bill George. Éste, ante la aparición de casos de liderazgos decepcionantes en el mundo empresarial, financiero y político (casos Enron, Tyco, Worldcom,… liderazgo político tras el 11-S) publica Authentic Leadership (2003[1]), y posteriormente True North (2007[2]).

Ante la gran desconfianza en los líderes, George propone liderar con autenticidad, para así recomponer la confianza y la fe de las personas en las empresas. Y esta autenticidad, desde el punto de vista del liderazgo, implica que el líder auténtico ha de ser genuino. Ha de actuar de modo que su conducta sea reflejo de sus valores y creencias fundamentales.

Aprendizaje


Una persona líder ha de ser quien realmente es, no ha de emular a nadie. Si es percibida como impostada y «no real», no podrá liderar.

¿Qué es el Liderazgo Auténtico?

El líder auténtico es fiel a sus valores, abierto con las personas y actúa de forma correcta desde las perspectivas ética y operativa, no en términos de lo que le es ventajoso como líder.

La investigación de George puso de manifiesto que liderazgo auténtico implica un sincero deseo de servicio a los demás, un profundo conocimiento de sí mismo, de sus valores y creencias, de su comportamiento y de cómo son percibidos por los demás.

Cinco características básicas del líder auténtico:

  • Comprende su misión.
  • Posee sólidos valores sobre las cosas correctas que hacer.
  • Establece relaciones de confianza con los demás.
  • Tiene un alto grado de autodisciplina, lo que le permite accionar sobre la base de sus valores.
  • Apasionado por su misión. Actúa con la cabeza, … y también con el corazón.

Así, el líder auténtico es inclusivo. Estimula las relaciones positivas con y entre su equipo. Crea un clima de apertura donde personas y equipos mejoran su desempeño, comparten el éxito y son reconocidos por sus logros. Ha desarrollado cualidades como el optimismo, la fortaleza moral, la confianza y la resiliencia. A su vez, evita comportarse de manera inconsistente y ocultar sus ideas y emociones.

Los seguidores perciben a los líderes auténticos como personas transparentes ante los demás y coherentes con su sistema de valores.

Aprendizaje


La autenticidad favorece la confianza en el líder, lo que fortalece el compromiso de los seguidores y, consecuentemente, la mejora de los resultados de la organización.

Componentes del Liderazgo Auténtico

Siguiendo la investigación de Walumba, (en Authentic Leadership: Development and Validation of a Theory-Based Measure), son cuatro los componentes del liderazgo auténtico:

  • Conciencia de sí mismo.
  • Perspectiva moral interiorizada.
  • Procesamiento equilibrado de la información.
  • Transparencia en las relaciones interpersonales.

Liderazgo Auténtico
Adaptado de Luthans, F., y Avolio, B.J. (2003[3]).

En la figura anterior, los atributos psicológicos positivos mejoran la capacidad para desarrollar el liderazgo auténtico. Estos atributos son:

  • Expectativas de autoeficacia. Es decir, la confianza en que se puede desarrollar bien una tarea y alcanzar resultados. A más confianza, mayor probabilidad de sentirse motivado hacia la tarea (ver el concepto de autoeficacia y su papel motivacional en Teoría de las Expectativas, de Vroom.
  • Se relaciona con la creencia de que las metas se pueden lograr. Es así que la esperanza inspira a los seguidores a confiar en sus líderes y creer en la consecución de los objetivos.
  • Se refiere a poseer expectativas favorables sobre el futuro, sobre sus capacidades y resultados a lograr.
  • Es la capacidad de adaptación frente a un estado o situación adversos.

Los eventos vitales críticos actúan como catalizadores para el cambio. Estimulan el crecimiento personal y contribuyen a hacer más fuertes a las personas.

El razonamiento moral afecta al liderazgo auténtico. Consiste en la capacidad de tomar decisiones considerando lo que es correcto y lo que es incorrecto.  Lo que es éticamente adecuado y lo que no.

Los otras factores los analizamos a continuación.

Conciencia de sí mismo

La autoconciencia se refiere a la comprensión general del mundo, y cómo esa visión influye en la forma en que el líder se ve a sí mismo a lo largo del tiempo. Incluye el entendimiento de las propias fortalezas y debilidades, así como el conocimiento de la percepción que, de uno mismo, tienen otras personas. Esta visión de cómo nos ven se alcanza a través de la exposición a los demás, tomando conciencia del impacto que se causa.

Los líderes auténticos revisan su concepto del yo, sus metas vitales, identidad, emociones y motivaciones. Esta reflexión sobre el sí mismo permite establecer el cómo mejorar

Evidentemente, no se trata de adoptar formas de comportamiento impostadas. El líder auténtico es genuino, real.

Para mejorar el autoconocimiento, puede reflexionar sobre las siguientes cuestiones:
  • Experiencias y personas que tuvieron mayor impacto sobre usted.
  • Cuál es su verdadero yo; cómo es usted realmente.
  • Cuáles son sus motivaciones intrínsecas y extrínsecas
  • ¿Y sus metas en la vida?

El autoconocimiento se adquiere a partir de las experiencias. Aquí es fundamental repasar y reflexionar sobre la historia de su vida. La comprensión de esta dota de contexto a las experiencias. En todo caso se trata de la narración que usted hace, de la historia que narra.

Esta narración está constantemente en su mente, la trae al pensamiento una y otra vez como contexto de sus experiencias.

Hay líderes auténticos que se vieron marcados por experiencias duras y traumáticas que cambiaron su visión del mundo y de sí mismos. También de su forma de liderar.

Pero estos eventos desencadenantes de un cambio profundo en la persona pueden ser igualmente de corte positivo. O el cambio puede deberse a acontecimientos más rutinarios; eventos limitados que se acumulan en el tiempo hasta que se desencadena dicho cambio.

De tal modo, la reflexión sobre su historia de vida y los acontecimientos relevantes le ayudarán a profundizar en la conciencia de sí mismo

Perspectiva Moral Interiorizada

Los fundamentos éticos constituyen un concepto clave en el liderazgo auténtico. Conducirse de conformidad con sus valores y convicciones morales, genera confianza y respeto entre los seguidores. A su vez, este accionar impulsa una actitud ética en los colaboradores.

Esta autorregulación desde la perspectiva moral actúa como cortafuegos ante presiones organizacionales, sociales y grupales. De esta forma, las decisiones y conductas del líder son consistentes con su sistema de valores, reduciendo la influencia de las presiones externas.

Reflexión


Piense sobre los valores que posee:
¿Cuáles son los más arraigados? ¿Cómo afectan a su comportamiento? ¿Han variado a lo largo de su vida? ¿De qué modo?

Si ha hecho la práctica de aprendizaje recomendada habrá observado que identificar los valores no es espacialmente difícil. Tampoco lo es guiarse por ellos … cuando todo marcha bien. Pero ¿y si está bajo presión? ¿y si se encuentra en una situación difícil? Es ahí donde se manifiesta la fortaleza de su sistema de valores; o donde verdaderamente toma conciencia de cuáles son sus valores reales.

Si posee valores fuertemente consolidados y probados en situaciones de dificultad, podrá desarrollar los principios éticos que aplicará al liderar personas y equipos.

Procesamiento equilibrado de la información.

Todas las personas procesamos la información de forma sesgada; nuestros prejuicios, ideas preconcebidas, creencias, emociones (propias y ajenas), experiencias previas, … son elementos que contribuyen a ese sesgo.

El líder auténtico es consciente de la percepción es filtrada e interpretada de forma distorsionada. Por ello, el líder ha de analizar objetivamente los datos y la información. Este análisis incluye contemplar información que contradice los propios puntos de vista, buscar perspectivas alternativas, solicitar opiniones y generar debates abiertos si es necesario. Se trata de poner en juego una amplia diversidad de perspectivas sobre un asunto sobre el que hay que adoptar decisiones.

  • Los líderes auténticos procesan de forma equilibrada la información, estando abiertos a modificar sus propias perspectivas y a considerar las de los demás.
  • Deben aplicar el autoconocimiento, para así conocer sus planteamientos implícitos.
  • Y han de saber interactuar de forma constructiva con otros, reconociendo que los demás también poseen prejuicios y filtros personales.

Transparencia en las relaciones interpersonales.

El liderazgo está basado en las interacciones sociales y la influencia. De este modo podemos afirmar que una componente clave el liderazgo auténtico es la relación con los demás.

Transparencia en las relaciones quiere decir compartir información relevante, dar y recibir retroalimentación, adoptar la sinceridad al explicar las razones por las que se toma una decisión. Y ser consistente entre lo que se dice y lo que se hace. Su usted dice una cosa y hace otra, no provocará confianza en los demás.

Los líderes auténticos actúan con honestidad. No dejan lugar a agendas ocultas

Esta transparencia en las relaciones también supone revelar información sobre sí mismo y manifestar las propias debilidades. Y si bien se han  de expresar los pensamientos y sentimientos, no hay que manifestar emociones extremas o desagradables para otras personas.

Valoración del Liderazgo Auténtico

De acuerdo a Walumbwa, Avolio, Gardner y Wernsing[4], las investigaciones demuestran que los líderes que llevan a cabo los comportamientos de liderazgo auténtico son más eficaces en la generación de motivación intrínseca en sus seguidores.

Asimismo, la percepción (por parte de los seguidores) de comportamientos propios del liderazgo auténtico en sus jefes, se relacionó positivamente con la satisfacción del trabajo individual y el mejor desempeño en el puesto de trabajo.

Finalmente, los líderes auténticos poseen la capacidad de mejorar el compromiso de los seguidores, sus comportamientos éticos y el rendimiento.


Notas

[1] George, W: Authentic Leadership: Rediscovering the Secrets to Creating Lasting Value. San Francisco: Jossey-Bass, 2003.

[2] George, W: True North: Discover Your Authentic Leadership. San Francisco: Jossey-Bass, 2007. (Wall Street Journal Best Seller List.)

[3] Authentic leadership: A positive development approach. En K.S. Cameron, J.E. Dutton y R.E. Quinn (Eds.), Positive organizational scholarship: Foundations of a new discipline (pp. 241-261). San Francisco Berrett-Koehler.

[4] Walumbwa, F. O., Avolio, B. J., Gardner, W. L., Wernsing, T. S., & Peterson, S. J. (2008). Authentic Leadership: Development and Validation of a Theory-Based Measure†. Journal of Management, 34(1), 89–126.

Administración Pública, Calidad, Gestión de las Personas, Buen Gobierno Local

Visite nuestro sitio y conozca nuestros Servicios

www.aiteco.es

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This