El Diagrama Sistemático, o Diagrama de Árbol, se utiliza para analizar categorías amplias, descomponiéndolas en niveles de detalle cada vez más precisos. Se aplica para abordar la solución de un problema; o establecer los pasos a seguir en la consecución de un objetivo.

Gran parte de los problemas son percibidos como difíciles, con gran cantidad de factores no visibles. El diagrama sistemático aporta una metodología sencilla para analizar los problemas y describirlos en términos de una jerarquía de sus componentes.

Otro tanto puede decirse del análisis sobre las acciones a seguir para lograr un objetivo. De este modo, el diagrama de árbol ilustra la clasificación de los objetivos, desde el objetivo global hasta los objetivos operativos detallados. Es así que descompone gráficamente una meta general en fases y objetivos específicos.

Se operativiza así el curso de las medidas a adoptar, facilitando además la asignación de responsabilidades para la aplicación de cada acción concreta.

En su desarrollo, las ramas del primer nivel constituyen medios para alcanzar la meta. A su vez, estos medios también son metas. Son objetivos intermedios, que se alcanzarán gracias a los medios de las ramas del nivel siguiente.

Así reiteradamente, hasta llegar a un grado de concreción suficiente sobre los medios a emplear, de forma que se definan acciones operativas.

Desarrollo del Diagrama Sistemático


Los pasos a seguir para la construcción del diagrama sistemático son los siguientes:

Acceda al contenido completo

Para ver este artículo necesita tener activa una suscripción a
Desarrollo Práctico de Métodos y Herrammientas

Incribirse

Administración Pública, Calidad, Gestión de las Personas, Buen Gobierno Local

Visite nuestro sitio y conozca nuestros Servicios

www.aiteco.es

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This