Una de las características de las organizaciones con alto nivel de desempeño es que mantienen en equipos de trabajo a un alto porcentaje de su personal. Este grado de participación contrasta con aquellas otras que obtienen un rendimiento significativamente más bajo. Un mayor rendimiento organizacional es, por tanto, la primera de las ventajas del trabajo en equipo.

La mayor efectividad de las organizaciones que implementan el trabajo en equipo es corroborada por la revisión de Guzzo y Dickson [1] , cuyos hallazgos proporcionan un fuerte apoyo a la idea de que el trabajo en equipo mejora el rendimiento organizacional.

En todo el mundo las organizaciones han evolucionado, pasando a dar cada vez más valor al trabajo en equipo. Esto es debido al incremento de la competitividad, para lo que se precisa más innovación responder al entorno con diversidad de habilidades, altos niveles de experiencia, capacidad de respuesta y adaptabilidad. Los equipos habilitan estas características.

Ventajas del Trabajo en Equipo. Factores Clave

Las ventajas del trabajo en equipo son incuestionables, y se deben a varios factores.

En primer lugar, un grupo de personas, trabajando de forma estructurada, alcanza lo que se denomina sinergia. Es decir, que el resultado global obtenido por el grupo es superior a la suma de los resultados individuales. Esta sinergia puede darse, bajo ciertas condiciones, tanto en la solución de problemas como en lo que respecta a la toma de decisiones.

Pero hay otra razón que explicaría el éxito de estas organizaciones. Mediante los equipos se procura la motivación y el compromiso de los individuos. De hecho, una mayor participación en la toma de decisiones, por ejemplo, aumenta la implicación de los participantes con la decisión adoptada.

El Equipo como Instancia de Participación

Uno de los términos clave que determina las ventajas del trabajo en equipo es el de Participación. Esta se define como la influencia resultante de la asunción de un papel activo, por parte de las personas, en la toma de decisiones y en la asunción responsabilidades sobre los resultados obtenidos.

Aprendizaje


La mayoría de las personas prefieren cooperar. Valoran positivamente los entornos de trabajo que les ofrece la oportunidad de participar, al permitirles influir en las decisiones y hacer que estas sean más próximas a sus necesidades y objetivos.

La participación puede tener determinadas ventajas en la medida en que crea mayor compromiso. Lógicamente, implicará mayor motivación para el logro de los objetivos. De hecho, puede decirse que facilita la integración del factor humano en la organización.

De otro lado, la participación aumenta la satisfacción en el trabajo e incrementa la actitud positiva hacia los directivos.

Otras Ventajas del Trabajo en Equipo

De forma resumida, se exponen a continuación algunas de las más significativas ventajas del trabajo en equipo.

Más motivación

Los equipos satisfacen necesidades de rango superior. Los miembros de un equipo de trabajo tienen la oportunidad de aplicar sus conocimientos y competencias. Y ser reconocidos por ello, desarrollando un sentimiento de autoeficacia y pertenencia al grupo.

Mayor compromiso

Participar en el análisis y toma de decisiones compromete con las metas del equipo y los objetivos organizacionales.

Aprendizaje


Se genera más compromiso cuando las personas llevan a cabo una decisión en la que han participado.

Más ideas

El efecto sinérgico que se produce cuando las personas trabajan juntas tienen como resultado la producción de un mayor número de ideas, que cuando una persona trabaja en solitario.

Más creatividad

La creatividad se estimula con la combinación de los esfuerzos de los individuos. Ello ayuda a generar nuevos caminos para el pensamiento y la reflexión sobre los problemas, procesos y sistemas.

Desarrollo profesional

Otro argumento merecedor de atención es el desarrollo personal. Cuando se participa en un equipo de trabajo y en la toma de decisiones, se adquieren o perfeccionan una serie de habilidades que probablemente serán aplicadas en situaciones futuras.

Este es un aspecto que potencia la capacitación y el enriquecimiento de los recursos humanos. Pero, además, hace posible que los miembros de la organización desarrollen relaciones interpersonales y afirmen el sentimiento de pertenencia a la organización.

Mejora la comunicación

Compartir ideas y puntos de vista con otros, en un entorno que estimula la comunicación abierta y positiva; contribuyendo a mejorar el funcionamiento de la organización.

Mejores decisiones

Siempre que se gestione bien un equipo de trabajo, la calidad de las decisiones se ve positivamente influida por las prácticas participativas. Una decisión de calidad es la que, llevada a cabo, probablemente logre alcanzar los objetivos que la organización se había propuesto con ella.

Mejores resultados

Cuando las personas trabajan en equipo, los resultados son mejoras.

La valoración de los equipos ha ido en aumento. Hasta el punto de pasar, de una estrategia de motivación y de resolución de problemas, a darles capacidad para tomar decisiones, planificar y conducir los mismos procesos de los que son protagonistas. El hecho es que las modalidades de equipos de trabajo se han ido ampliando, desde los más conocidos círculos de calidad.

En la actualidad, incluso se habla de “implementación del proceso de equipo” como medio para generalizar, coordinadamente, en la organización esta forma de trabajar. De hecho, esta óptica exige la combinación de las distintas modalidades existentes de suerte que comprometa a toda la organización, desde la base operativa, hasta la alta dirección.


Nota

[1] Guzzo, R. A. y  Dickson, M. W: Teams in Organizations: Recent Research on Performance and Effectiveness. Annual Review of Psychology. 1996. Vol. 47:307-338.

Share This