Datos Abiertos (Open Data) y Gobierno Abierto

El open data, o datos abiertos, es un enfoque característico del Gobierno Abierto. Se pretende una mayor transparencia permitiendo la reutilización de los datos públicos para generar nuevas actividades económicas y la rendición de cuentas ante la ciudadanía.

Los datos abiertos están dirigidos a poner a disposición del público, de forma libre y sin restricciones, un conjunto de datos en poder de los gobiernos. La liberalización de los datos públicos comporta una nueva dimensión diferente a aquella provista por la transparencia entendida como la puesta a disposición de la ciudadanía de datos e informaciones en poder de las administraciones públicas. Con la estrategia de datos abiertos se pretende que esos datos puedan ser utilizados en nuevos procesos de actividad. Tanto sea esta actividad comercial, o no.

Es así que la aplicación de la filosofía de open data, o datos abiertos, significa promover la innovación usando los datos públicos para el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios. De esta forma los gobiernos pasan a ser, además de proveedores de servicios, gestores de plataformas al permitir los usuarios el uso de los datos públicos, de forma que se puedan generar nuevas prestaciones en la web.

De otro lado permitir a la ciudadanía el acceso a sus propios datos, para poder ser consultados y reutilizados, habrá de redundar en un incremento de la transparencia y de la rendición de cuentas. Por tanto, la aplicación de los datos abiertos fortalece la transparencia aportándole una orientación colaborativa, al ofrecer datos sin transformación ni interpretación, de modo que sea la propia sociedad la que obtenga sus propias conclusiones.

Principios del Open Data (Datos Abiertos)

Sintéticamente, podemos afirmar que el open data tiene como objetivo el que ciudadanos y empresas puedan reutilizar los datos abiertos (facilitados por el gobierno, sus administraciones públicas y organismos). Como resultado, se podrá generar valor económico y construir sobre ellos nuevas ideas que produzcan nuevos datos, conocimientos e incluso la creación de nuevos servicios que reporten beneficios económicos y/o sociales.

El desarrollo de esta estrategia, no obstante, ha de superar algunos retos importantes. Uno de ellos es el de la interoperabilidad, que exige la disposición de formatos estándares o protocolos comunes que puedan ser utilizados por todas las administraciones y servicios públicos, promoviendo la capacidad para el enlace de datos y la creación de aplicaciones híbridas.

Por otra parte, la práctica de los datos abiertos debe atender a ciertos principios, según Open Government Working Group:

Los 8 Principios de los Datos Abiertos

Los 8 Principios de los Datos Abiertos (Elaboración propia. Fuente: Open Government Working Group)

Algunos Ejemplos de Datos Abiertos en el Mundo

  • Banco Mundial y Open Data

El Banco Mundial provee datos abiertos sobre indicadores de desarrollo que permiten visualizar gráficos y mapas sobre educación, salud y varias otras variables. Ofrece la posibilidad de seleccionar datos específicos.

Los datos pueden ser descargados y leídos por otros sitios web mediante API’s (API: Interfaz de Programación de Aplicaciones). En la web es posible cruzar variables.



  • Europa

La Unión Europea permite el acceso a una amplia variedad de datos e instituciones, con el objetivo de puedan ser utilizados con fines comerciales o no comerciales.

Desde su portal web puede accederse a los sites de open data de los países miembros

  •  España

A u vez, el del Gobierno de España también cuenta con un portal de datos abiertos datos.gob.es, al igual que gran parte de sus comunidades autónomas.

  • En América Latina los siguientes gobiernos disponen de un portal específico de datos abiertos:

 

 

0
  Artículos relacionados