Estamos muy habituados a asistir a presentaciones en las que se suceden diapositivas PowerPoint, repletas de texto unas; otras, con atractivas (o no tanto) imágenes, o con gráficos saturados de información.

De hecho, es infrecuente asistir a una conferencia, curso o charla en la que el ponente se dirija al público sin soporte multimedia. Y es que hay que reconocer la utilidad de las presentaciones PowerPoint, Keynote, o cualquier otro programa alternativo con funciones similares. 

El problema viene cuando no se diseñan adecuadamente dificultando, más que ayudando, la atención de la audiencia y la comprensión de nuestro discurso. O cuando se usan como cuaderno de notas del presentador, y nos vemos obligados a asistir a una presentación en la que vemos una pantalla inundada de viñetas, frases, apartados, subapartados, … y la espalda del conferenciante quien, de forma más o menos ocasional, se gira para leer el contenido.

Muerte por PowerPoint

Todo ello ha hecho que se cuestione esta herramienta, hasta el punto de preguntarse si “PowerPoint nos hace estúpidos”. Incluso de acuñar la expresión “muerte por PowerPoint”, para poner de manifiesto el grado de aburrimiento que puede llegar a provocar en la audiencia.

Sin embargo, las diapositivas PowerPoint pueden ser de gran utilidad. Un buen apoyo para concitar la atención del público y conseguir que los contenidos y mensajes de nuestra exposición se comprendan mejor.

El Uso Inadecuado de las Diapositivas PowerPoint

PowerPoint puede ser eficaz para suscitar un aprendizaje eficaz, pero para ello es necesario que se use bien. Sin embargo, esto no ocurre cuando se utilizan las plantillas predeterminadas, que inducen a escribir títulos inadecuados, listas de texto con viñetas, así como gráficos e imágenes no relacionadas con el contenido de la presentación. En este sentido, los diseños de diapositivas PowerPoint no se fundamentan en el conocimiento científico del que disponemos hoy en día sobre el aprendizaje multimedia.

De esta forma, solemos hacer una inadecuada utilización de las diapositivas PowerPoint, ignorando que su diseño tiene un papel importante en nuestras presentaciones públicas, al constituir un soporte visual que puede ayudar al cerebro a procesar la información. Y más que eso, usted debería concebir una presentación con diapositivas PowerPoint como un conjunto, donde su discurso verbal y la presentación fluyen como un todo coordinado.

Aprendizaje


El diseño de diapositivas puede ayudar o dificultar fuertemente el éxito de una presentación.

La Audiencia espera escucharle a usted, no asistir a un espectáculo audiovisual

Tenga en cuenta que, cuando hace una presentación pública, la audiencia está allí para escucharle a usted, no para visionar una composición sobre una pantalla, ni para asistir a la lectura en voz alta de títulos, subtítulos, listas y textos plasmados presentación. Esta no debe ser esquema de notas, ni un documento. De hecho, los documentos representan todo lo contrario de las presentaciones multimedia.

Si ese es el uso que va a hacer de sus diapositivas, prepárese para una baja interacción con el público y el efecto “muerte por PowerPoint” causado por el aburrimiento que, indefectiblemente, provocará.

Estamos de acuerdo en que las listas de viñetas pueden serle realmente útiles como guion a seguir, y alejarle del estrés derivado de la posibilidad de que su memoria le falle y deje algún punto sin desarrollar.  Pero lo que puede ser útil para usted, no tiene que serlo para generar atención y aprendizaje.

Ejemplo de Diseño Común de Diapositivas PowerPoint
Figura 1. Ejemplo de Diseño Común de Diapositivas PowerPoint

Cómo Procesa el Cerebro la Información

El reto del aprendizaje estriba en almacenar el conocimiento en la memoria a largo plazo, que es el mecanismo que nos permite retener información durante un período prolongado.

Por su parte, el conocimiento se organiza en fragmentos de información (esquemas). Estos esquemas dan sentido a la información, incorporándola a la memoria a largo plazo. Pero, antes, la información debe procesarse en la memoria de trabajo. Este tipo de memoria manipula y almacena información durante breves períodos de tiempo. Otra característica es que posee una capacidad limitada, pudiendo contener solo unos pocos elementos simultáneamente.

La memoria de trabajo tiene dos canales: el auditivo y el visual.  El texto, se capta a través del canal visual para ser convertido en sonidos por el canal auditivo. ¿Qué quiere esto decir? Que, aunque percibamos el texto visualmente, las letras y las palabras representan sonidos, lo que requiere la participación de la corteza auditiva. Esto puede comprobarlo usted ahora: al leer este texto está escuchándose a sí mismo reproduciendo estas palabras. Como veremos más adelante, las implicaciones de este mecanismo en el diseño de diapositivas PowerPoint son importantes.

Superioridad de la Combinación de Canales

Al combinar los canales visual y auditivo permitimos que la memoria de trabajo pueda manejar más información.

Desde el punto de vista del diseño de diapositivas, tenemos ya una primera razón que justifica la utilización de presentaciones multimedia, ya que estas hacen posible la combinación de canales.

Sin embargo, recordemos que la memoria de trabajo es limitada, por lo que hay que tener en cuenta que un exceso de información perjudicará la capacidad para integrarla en la memoria a largo plazo.  

Extraemos, por tanto, un segundo aprendizaje para la preparación de presentaciones (y no solo de las multimedia): no sobrecargar los recursos cognitivos con información excesiva, extraña o mal planteada.

Recomendación


Reduzca la carga cognitiva de las presentaciones para mejorar el aprendizaje

Al diseñar diapositivas PowerPoint, tenga en cuenta lo siguiente:

  • En primer lugar, tenga en cuenta que la memoria de trabajo tiene una capacidad muy limitada para procesar información.
  • Una buena presentación multimedia utilizar los canales auditivo y visual. De este modo, se incrementa la cantidad total de información del cerebro puede procesar.
  • El texto es más difícil de procesar.
  • La información se organiza en la memoria a largo plazo mediante esquemas. Por tanto, facilite la conexión del contenido con los esquemas que ya posean los individuos. Y, en caso de que estos no existan, ayude a generar nuevos esquemas que permitan la integración de la información novedosa.

Esta sobrecarga se relaciona con la teoría de la carga cognitiva, formulada por Sweller [1], y que se refiere a la exigencia de procesamiento de información a la que se ve sometida la memoria de trabajo. Por consiguiente, las experiencias de aprendizaje deben diseñarse para reducir dicha carga y facilitar la generación de nuevos esquemas.

Principios del Aprendizaje Multimedia: aplicación a las Diapositivas PowerPoint

Actualmente, existe un amplio cuerpo de investigación científica sobre las presentaciones multimedia y la forma que tiene el cerebro de procesar la información.

Un conjunto de principios (Mayer, 2005a [2]  y 2009 [3]), de aplicación directa en el diseño de presentaciones, nos indica qué hacer para mejorar la compresión y el aprendizaje mediante las presentaciones, y facilitar el procesamiento de información y su paso a la memoria a largo plazo.

Principio Multimedia en Diapositivas PowerPoint

Las personas aprendemos mejor con gráficos e información verbal (tanto oral, como escrita) que recibiendo únicamente con información verbal.

Lo que se traduce, a efectos del diseño de diapositivas PowerPoint, en que las palabras han de ir junto a las imágenes, no en solitario.

Aprendizaje


Las personas aprendemos mejor de la combinación de palabras e imágenes, que sólo de palabras.

Principio Multimedia en Diapositivas PowerPoint
Figura 2. Principio Multimedia en Diapositivas PowerPoint

Principio de Redundancia

Este principio establece que el material redundante dificulta el aprendizaje. La redundancia se da cuando se presenta información repetida de distintas formas. Por ejemplo, al proyectar una diapositiva con texto escrito que, al mismo tiempo, leemos en voz alta para la audiencia.

Esta redundancia implica sobrecargar la memoria de trabajo, que debe coordinar las distintas entradas de información.

Por eso, debemos suprimir el material redundante. Por ejemplo, eliminando el texto que vamos a leer o, al menos, aquél que no sea útil.

Principio de Coherencia

Consiste en eliminar la información y el material “extraño”, es decir, la que no es relevante. Por ejemplo, imágenes, sonido o textos que no añaden valor a la presentación.

En este sentido, usted debe considerar no incluir imágenes con el único propósito de adornar las diapositivas. Fotografías, gráficos e imágenes han de estar presentes porque se relacionan directamente con el contenido, no por otras razones.

Principio de Modalidad en Diapositivas PowerPoint

Aprendemos mejor cuando una diapositiva se presenta mediante narración oral, en lugar de utilizando texto escrito.

Una diapositiva repleta de texto sobrecarga el canal visual. Para reducirla, es necesario situar el texto fuera de la pantalla, narrando el contenido.

Una opción es trasladar el texto a la sección de Notas. Con la opción de PowerPoint “usar vista de Moderador”, las notas estarán visibles para usted, pero no para el público. Esto le permite consultarlas discretamente cuando lo desee.

Modalidad y Diapositivas PowerPoint
Figura 3. Traslade el texto de las diapositivas al área de Notas, no visible para el público

Principio de Segmentación

Aprendemos mejor cuando la información es presentada en fragmentos pequeños. Esto hace que sea más fácil de asimilar.

Para comprobar que sus presentaciones cumplen este principio, utilice el clasificador de diapositivas y observe la fluidez de la secuencia. Lógicamente, no debería haber grandes pausas. Es decir, no detenerse mucho en una diapositiva. Si lo hace, divídala en dos o varias.

Principio de Señalización

Las personas aprenden mejor cuando se les facilitan claves para resaltar el material esencial y su organización.

La señalización puede incluir subrayar o señalar el texto en negrita o con un color, las palabras clave, insertar una frase de encabezado antes de cada sección, resaltar una parte de la imagen con un elemento gráfico o incluir una lista de ideas clave la inicio de cada apartado.

La señalización es especialmente útil cuando se transmite gran cantidad de información. Permite dirigir la atención hacia lo importante.

En las plantillas de PowerPoint, la inclusión de viñetas ya puede sugerir la organización de la presentación mediante las sangrías entre temas y subtemas. No obstante, esto no es suficiente, por lo que es necesario indicar explícitamente las relaciones entre el tema general y sus apartado y subapartados. De esta forma se informa sobre la estructura de la presentación.

Principio de Contigüidad

Una presentación multimedia es más eficaz cuando enfocar la atención del participante, no cuando esta está dividida.

Por consiguiente, cuando utilice diapositivas PowerPoint, no haga presentaciones que obliguen a atender a información alejada física o temporalmente. El contenido es más eficaz cuando se presenta conjuntamente, tanto temporal como visualmente. Si se separan, el cerebro ha de trabajar más para integrar la información.

Este principio tiene dos modalidades:

Contigüidad Espacial

Palabras e imágenes se presentan cercanas unas de otras, lo que simplifica la tarea de relacionar unas y otras facilitando, además, que se mantengan en la memoria.

Contigüidad Temporal

Aprendemos mejor cuando palabras e imágenes se presentan simultáneamente, en lugar de en forma secuencial.


Notas

[1] Sweller, John (1988). Cognitive Load During Problem Solving: Effects on Learning. Cognitive Science. 12. 257-285.

[2] Mayer, R. E. (2005a). Cognitive theory of multimedia learning. En R. E. Mayer (Ed.), The Cambridge handbook of multimedia learning (pp. 31-48). New York: Cambridge University Press.

[3] Mayer, R. E. (2009). Multimedia learning (2nd ed.). New York: Cambridge University Press.

Pin It on Pinterest

Share This