fbpx

El liderazgo carismático se define como una atribución basada en la percepción de los seguidores de la conducta de su líder. Los líderes carismáticos formulan y articulan una visión de forma “inspiradora”, lo que estimula que sean percibidos como personas extraordinarias.

El líder carismático es seguido por quienes le apoyan en su misión. Esta puede tener un carácter transcendente o trazar un curso de acción atractivo para los seguidores. Se da por tanto una relación entre líder y seguidores que determina al liderazgo carismático.

Liderazgo carismático y liderazgo transformacional a veces son considerados un mismo estilo. SI bien es cierto que el factor «influencia idealizada» de este último posee grandes equivalencias con el liderazgo carismático. El transformacional es un modelo más elaborado, que desarrolla otros factores necesarios para el liderazgo. Y es que, si bien el carisma es una condición necesaria, no es suficiente.

A su vez, el líder carismático es más probable que aparezca en situaciones de dificultad para los seguidores de forma que el líder pueda aportar soluciones, dibujando un horizonte positivo, libre de esas dificultades y penurias. Así, la interacción líder – seguidores incorpora un tercer factor, el situacional.

Antecedentes

El liderazgo carismático fue conceptualizado por Max Weber, quien describe al líder carismático como aquél capaz de provocar un cambio social. Weber es el primer autor en elaborar el concepto de “carisma”.

Carisma es un término que deriva del griego “charisma”, que significa don, gracia que posee una persona y que la hace excepcional.

Los seguidores perciben al líder como una persona dotada de unas características fuera de lo común; de un “don” extraordinario. Se identifican con la persona del líder, con sus comportamientos, metas y valores.

Los líderes carismáticos pueden tener efectos extraordinarios en sus seguidores, generando una alta lealtad e, incluso, devoción.

La base de este liderazgo, según Weber, no reside en el poder físico (capacidad para utilizar la amenaza o la coerción) o material (facilitar recompensas a los seguidores). Se fundamenta en el poder simbólico: el carisma.

Si Weber centraba su concepto de liderazgo en contextos políticos y sociales, el liderazgo carismático también está presente en las organizaciones.

Características del Líder Carismático

Ya más recientemente, Robert House desarrolló un marco teórico integrador del liderazgo carismático[1].

House, identifica las características propias de los líderes carismáticos:

  • Elevada autoconfianza.
  • Necesidad de ejercer influencia.
  • Fuerte convicción en la corrección moral de sus creencias.

La autoconfianza es una característica clave del líder carismático.

Generalmente el líder carismático describe un estado futuro, deseado por los seguidores, diferente al presente. Es posible, por tanto, que tenga que asumir riesgos, ante los que se precisa  elevada confianza en sí mismo para afrontarlos.

La confianza en sí mismo que muestra a los demás contribuye a proyectar una imagen positiva, al tiempo que traslada a los seguidores seguridad en la misión, en el camino que conduce a ella y en las decisiones que adopte el líder.

La necesidad de ejercer influencia es lo que lleva a líder a buscar y ejercer el liderazgo. Sin tal necesidad, no estarían dispuestos a liderar y poner en juego las habilidades necesarias para persuadir a los demás.

Finalmente, el sentido de corrección moral de las creencias fortalece la confianza que los demás tienen en el líder.

Haciendo Efectivo el Liderazgo Carismático

Cabría preguntarse qué hace a una persona ser percibida como carismática por sus seguidores ¿Cómo actúa un líder carismático?

Está generalmente aceptado que los efectos del liderazgo carismático son más emocionales que racionales. De hecho, el liderazgo carismático consiste en motivar y dirigir a los seguidores, principalmente generando en ellos un fuerte compromiso emocional con la misión y visión que el líder propone.

La seguridad que transmiten, las altas expectativas para sí mismos y para los seguidores, y la confianza que muestran en que dichas expectativas serán alcanzadas, hace que los líderes carismáticos sean modelos y objeto de identificación para los seguidores.

De otro lado, la interacción emocional entre líder y seguidores genera y refuerza la imagen carismática del líder.

Aprendizaje


El liderazgo carismático aviva los motivos de los seguidores para lograr los ideales y valores del líder.

Misión

Los líderes carismáticos articulan objetivos idealizados que son la base para una “causa”. Esta causa tiene un contenido ideológico, más que pragmático, y posee un fuerte contenido moral. Elaboran una visión compartida del futuro. De esta forma proporcionan un significado a sus seguidores.

Aprendizaje


Los líderes carismáticos desarrollan y comunican una visión emocionalmente cautivadora.

Para conseguir la visión compartida, capaz de generar entusiasmo, los líderes han de transmitir que poseen una elevada autoconfianza. Presentarse como personas exitosas, capaces de alcanzar logros fuera de lo común. Esa competencia extraordinaria, ese “don”, atraerá a los seguidores, convencidos de que el líder traerá el cambio.

Con frecuencia, la necesidad de cambio viene dada por la percepción (en los seguidores) de que la situación actual es negativa, estresante, amenazadora, etc. Así, independientemente de la situación real, puede darse que el líder presente la situación actual en esos términos, provocando, de este modo, la necesidad de cambio y la asunción de la misión como futuro mejor que el actual.

Aprendizaje


Una situación estresante, generadora de inquietud, es un factor que favorece la aplicación del liderazgo. El líder puede aportar una visión alternativa superadora de tal situación.

Altas Expectativas

Establecer altas expectativas para los seguidores y para sí mismos es una de las características del liderazgo carismático. Son expectativas sobre el alto rendimiento que alcanzarán los seguidores para alcanzar las metas.

Existe evidencia de que el grado de autoestima, y las expectativas positivas sobre el logro de metas, correlacionan con la motivación y el rendimiento.

Es en situaciones sociales que la evaluación interpersonal es altamente subjetiva. Así, las personas contrastan sus creencias sobre sí mismas con las opiniones de los demás. Al mostrar el líder su confianza en que los seguidores son suficientemente competentes, estos se perciben capaces. Esta elevada autopercepción mejora la motivación, el rendimiento y la satisfacción.

Aprendizaje


Las expectativas positivas del líder sobre sus seguidores, afectan al desempeño de estos.

La capacidad percibida por los seguidores para alcanzar las metas se traduce en un mejor rendimiento cuando dichas metas son específicas. De ahí la importancia de que el líder clarifique los objetivos, los haga concretos y determinados.

Aprendizaje


Los estándares de desempeño han de ser específicos y desafiantes, para facilitar así un mejor rendimiento.

El Líder como Modelo

El líder es un modelo que seguir. Los líderes carismáticos se comportan del modo en que quieren que se comporten sus seguidores. Son por tanto modelos de conductas, y de valores.

Mediante el proceso de modelado (aprendizaje por observación de un modelo) los líderes pueden obtener efectos carismáticos. El modelado no solo afecta a la conducta observable; los sentimientos, cogniciones y valores también pueden ser modelados.

Hay evidencias de que este aprendizaje por modelamiento se intensifica cuando el modelo (el líder en este caso) es percibido como una persona de éxito, poseedora de competencias y capacidades.

Por tanto, la imagen de éxito, eficacia y autoconfianza que el líder proyecte coadyuvará al proceso de modelado.

Construir Identidad Colectiva

La construcción de un concepto de identidad colectiva es una característica del liderazgo carismático. Esta identidad permite articular mejor los objetivos con los valores de los seguidores; da sentido a los esfuerzos y los conectan con metas que trascienden a las personales.

Al mismo tiempo, la identidad colectiva mejora el autoconcepto de los seguidores, y por tanto su rendimiento; facilita igualmente los comportamientos de colaboración en por de las metas.

Habilidades de Comunicación

Si bien para el liderazgo en general la comunicación es un factor esencial, los líderes carismáticos posen sobresalientes habilidades de comunicación. Son capaces de comunicar persuasivamente, se elocuentes y manejarse en un nivelprofundo y emocional.

No en vano, el liderazgo carismático es una propiedad atribuida por los seguidores y, para que exista tal atribución, el líder necesita transmitir un conjunto de características que lo proyectan como “extraordinario”.

Las habilidades comunicativas facilitan al líder la trasmisión de emociones, la articulación de metas y objetivos, la comunicación de altas expectativas y de la confianza en el logro y las capacidades de los seguidores.

Un aspecto de especial interés es la comunicación pública. La oratoria del líder carismático, que atiende a características del discurso particularmente efectivas para sugerir estados emocionales y establecer vínculos entre la misión, visión y los valores.

¿Es posible aprender el liderazgo carismático?

Tenga en cuenta que el liderazgo carismático se define en función de los seguidores. Es decir, sobre la base de que los demás hagan una atribución cobre las características del líder, y más concretamente, sobre su figura como dotada de características extraordinarias.

Es posible que los líderes carismáticos posean una fuerte convicción moral, sólidas creencias sobre la visión y el futuro; altas expectativas sobre las metas y la capacidad de los seguidores para alcanzarlas, … Pero es posible que no sea totalmente así.

Al situarnos en el campo de las percepciones de los demás, subjetivas por tanto, estas percepciones pueden ser manejadas. El líder tiene como opción potenciar una imagen de sí mismo, de su autoconfianza y éxitos; así como de sus creencias y, en general, de los factores que le hagan ser visto ante los demás como un líder carismático.

De un lado, algunas de las características del liderazgo carismático pueden ser innatas; pero las habilidades necesarias para transmitir ese tipo de liderazgo, que se es un líder carismático, se pueden aprender y fortalecer mediante el entrenamiento.

Aprendizaje


Las habilidades personales de los líderes carismáticos les permiten tener impacto profundo en los seguidores. Estas pueden, en gran medida, aprenderse.


Nota

[1] House, R: A 1976 Theory of Charismatic Leadership. Working Paper Series 76-06. Toronto University, 1976.

Pin It on Pinterest

Share This