fbpx

La fiabilidad de los test es la primera de las cualidades métricas que debe tenerse en cuenta. Se refiere a la estabilidad o consistencia de una serie de predicciones obtenidas sobre los mismos individuos cuando son sometidos al test en diferentes ocasiones.

De forma más amplia, la fiabilidad de los test psicométricos indica hasta qué punto las diferencias entre los individuos son atribuibles a errores de medida del test, y en qué grado cabe atribuirlas a diferencias verdaderas entre los sujetos.

Los errores de medida se producen por la presencia de cualquier condición que altere el propósito del test. Por ejemplo, no respetar los límites de tiempo para su realización o hacer la prueba en un ambiente no controlado es evidente que resultará en un aumento del error de medida.

De ahí la importancia de administrar los test en situaciones normalizadas para hacer más fiables las puntuaciones. Pero a pesar de ello, y aun en condiciones estables y tipificadas, los test arrojan errores de medida que hacen que no sea completamente fiables.

Así, siempre hay que atender al grado de fiabilidad de un test; y esta se expresa en términos de correlación ya que, al fin y al cabo, la fiabilidad de los test se refieren al grado de consistencia entre dos conjuntos  de datos.

Coeficiente de Correlación y Coeficiente de Fiabilidad

Correlación es sinónimo de asociación.  De forma más precisa, se refiere a al grado en que dos variables están relacionadas. Este grado de relación se expresa como coeficiente de correlación, que puede sugerir tres resultados:

  • Positiva. Que denota una relación entre dos variables que aumentan o disminuyen al mismo tiempo. Un ejemplo típico es la relación entre peso y altura, que correlacionan positivamente. Así, a mayor peso, más altura.
  • Negativa.  Cuando el incremento en una variable está asociado a la disminución de la otra. Por ejemplo, a más horas de sol corresponde un menor gasto en iluminación eléctrica.
  • Nula. No existe relación entre las dos variables. Por ejemplo, no existe relación entre la estatura y el nivel de inteligencia.

Las figuras siguientes presentan los diagramas de dispersión correspondientes a los tres tipos básicos de correlación citados.

fiabilidad de los test y correlación

La correlación se cuantifica en el denominado coeficiente de correlación (r). Este indica el grado de relación que existe entre dos variables, pudiendo adoptar un valor entre -1 y +1.

Por tanto, cuanto más cercano esté el coeficiente a los extremos-1 y +1, más fuerte será la correlación, bien positiva o negativa, según el signo.

Así, r=-0,87 supone mayor correlación positiva que r=0,75.

Métodos de Medida de la Fiabilidad de los Test

La medida de la fiabilidad de un test se lleva a cabo calculando su coeficiente de correlación. Y esta fiabilidad de un test se expresa mediante el coeficiente de fiabilidad.

Existen varios modos de medir la fiabilidad de los test.

Método test-retest.

Consistente en utilizar el miso test dos veces, en las mismas condiciones y sobre el mismo grupo de individuos. La fiabilidad vendrá representada por la correlación calculada entre ambas series de medidas u observaciones así obtenidas.

Este método resulta laborioso, exige buena disposición por parte de los individuos. Sobre todo, implica la presencia de un factor de aprendizaje, dado en la primera observación, que puede afectar el resultado de la segunda.

Método de las formas paralelas

Con este método, se elaboran dos versiones equivalentes (formas paralelas) del test, construidas de manera que el contenido, la forma y la dificultad (en su caso) sean similares.

En este caso, una escasa correlación -y por tanto escasa fiabilidad- puede deberse a que el muestreo de preguntas de las formas consideradas equivalentes es desigual y, por tanto, no cubren exactamente el mismo aspecto.

Método de las dos mitades

En este método, se divide en dos partes el método de evaluación o test, obteniendo entonces dos puntuaciones distintas y calculando su correlación.

Esta forma de medir la fiabilidad de los test, que supone también una estimación de su coherencia interna, presenta algunos inconvenientes, siendo el más característico hecho de que la correlación obtenida subestima la fiabilidad real.

Recomendación


Utilice siempre test con un coeficiente de fiabilidad los más cercano a +1. Tenga en cuenta que muchas pruebas de personalidad tienen niveles aceptables de fiabilidad si tienen coeficientes mayores que r = 0.70. Por su parte, las pruebas de aptitudes han de tener coeficientes de fiabilidad superiores a r = 0.80.

Pin It on Pinterest

Share This