fbpx

Generalmente, un curso de formación se inicia comuna actividad de presentación de la acción formativa. Una persona de la organización introduce al formador, indicando su experiencia, títulos y otros logros. Igualmente, se explican los objetivos del curso y sus contenidos, dando paso a su desarrollo.

No obstante, es más que conveniente desarrollar alguna acción que permita “romper el hielo”, sobre cuando las personas que participan en el curso no se conozcan entre sí. En estos casos, se llega al curso con cierto grado de ansiedad; y con incomodidad por encontrarse en una situación con personas desconocidas.

Con frecuencia, se abre una ronda de presentación. Durante la misma suele suceder que los participantes esperan su turno con estrés, pensando en qué van a decir. No es, para muchos, un momento confortable.

Para abordar mejor el inicio de un curso, se propone esta actividad de presentación de los participantes.

Objetivos

El objetivo es múltiple. Por un lado, se pretende dinamizar el curso desde su principio. De otra parte, conocer a los participantes. También, y muy importante, saber cuáles son las necesidades y expectativas sobre la materia que se va a desarrollar. Qué motivaciones tienen y qué esperan de la acción de formación.

Esto da lugar a que el capacitador identifique qué aspectos del curso requieren de mayor atención, lo que le permitirá ajustar contenidos, métodos, actividades y ejercicios a las necesidades expresadas. También le da la oportunidad para responder a las dudas que puedan surgir sobre la formación, sus contenidos y dinámica.

Procedimiento de la Actividad de Presentación

En primer lugar, presentar la actividad como un ejercicio de escucha activa:

  • Solicitar a los participantes que formen grupos de 3 personas. Si no hay suficientes. Entonces, decir: “Tienen seis minutos para intercambiar la siguiente información, en cada uno de los grupos
  • “Hay veces que asistimos a un curso o seminario con distracciones y preocupaciones. Sin embargo, ahora es el momento para conocerse, relajarse y comenzar a centrarse en el tema de [ejemplo] la Calidad en la Atención al Cliente”.

En este momento se sitúan de forma clara y visible las siguientes preguntas:

  1. Nombre.
  2. Lugar de trabajo.
  3. ¿Qué sabes sobre el tema del curso?
  4. ¿Qué expectativas tienes sobre este curso?
  5. ¿Cuáles son tus aficiones? 

A continuación, se dice:

“Por favor, no hay que sentirse limitado a tratar esos temas. Pueden extenderse todo lo que quieran sobre cualquier otro tema que consideren de interés o, simplemente, les apetezca”.

Explotación de la Actividad de Presentación

  • Al final de los seis minutos, se solicita que decidan acerca de quién presentará a quién en cada grupo. Es decir, nadie se presenta a sí mismo.
  • En primer lugar, preséntese usted, para mostrar cómo hacerlo. Entonces escribirá su nombre en la pizarra o rotafolios.
  • Conceder aproximadamente un minuto para cada presentación.
  • Agradecer a cada grupo el esfuerzo de equipo realizado.
  • Durante la presentación anotar en una pizarra, o cualquier otro dispositivo, las expectativas que sobre el curso se van expresando. Al final, agrupar entre todos las expectativas que se consideren similares.
  • Se repasa lo que se ha aprendido en el ejercicio.
  • Sobre la base de los comentarios realizados, comience a identificar y transmitir cómo el curso responderá a las expectativas expresadas.

Finalización de la Actividad de Presentación

Exponga el siguiente cuadro y explique lo que se sugiere a continuación.

Actividad de Presentación en cursos de formación

Incrementar la energía

Primero, con esta actividad de presentación se aprecia cómo la energía se eleva cuando se empieza a hablar en el grupo. Comenzamos con personas que tal vez estarían algo reservadas, y se finaliza con un grupo que está ahora más relajado y abierto.

Escucha activa

En segundo lugar, se aprende a escuchar activamente ya que en poco tiempo se tiene que recoger información significativa que después será expuesta a la totalidad de los grupos.

Afrontar el estrés

Hablar en público suele generar ansiedad. Con el ejercicio se observa a otras personas dirigiéndose al auditorio, y nos vemos obligados a hacer nosotros lo mismo, lo que hace que necesariamente afrontemos el estrés.

Efecto sinérgico

Aparece la sinergia cuando un grupo de personas trabajan juntas. Esto quiere decir que juntos se puede hacer más que la simple suma de los esfuerzos individuales.

Tomar decisiones y trabajar en equipo

Por último, se trabajó en equipo y se tomaron decisiones. Por ejemplo, quién hablaba primero y quién presentaba a quien.

Pin It on Pinterest

Share This